P. Querida Doctora, yo sé que nací con un cerebro bueno, pero no entiendo su enfásis en “una estimulación mental desafiante” ni las otras ideas de que Ud. habla. ¿Qué es lo que Ud. quiere decir con todo esto?

R. Me alegra que Ud. reconozca que tiene un cerebro bueno, aunque me da lástima que éste no se haya dado cuenta de las investigaciones actuales de cómo funciona el cerebro humano. Propongo una metáfora: imagínese que Ud. nació con hardware y algún software del cerebro. A medida que Ud. crece y se desarrolla, el software se actualiza (tal como se hace en el mundo de computadoras). Sin embargo, mientras se envejece el hardware del cerebro, algunos estudios han mostrado la importancia de hacer ejercicio físico diariamente. Ejercicio físico es necesario porque es una de las cosas más importantes en cuanto a cuidar de la salud del cerebro. Asimismo, el ejercicio mental es importante porque se asocia con el cuidado de las facultades mentales y también puede retardar los primeros síntomas del envejecimiento. La recomendación presente es un mínimo de 30 minutos diarios de ejercicio mental desafiante, además de leer en voz alta por 10 minutos cada día.